2015: El año de la Justicia

SJusticiaimbólicamente, este año nuevo 2015 está representado por la carta de la Justicia. ¿Qué puede indicar?

La Justicia es la octava carta en el tarot de Marsella, con lo cual se han ido incorporando las características y enseñanzas de las siete anteriores junto con el Loco, cuya lámina no tiene número y simboliza un principio o final de etapa.

En este caso, extrapolaré el significado y consejo de la carta de la Justicia a nivel social y político, puesto que nos espera un año electoral bastante cargado. Seguramente, lleno de interesantes cambios de tendencias por parte del electorado influenciado por el descontento general que se está produciendo, producto de la crisis, tanto en Cataluña como en España en general.

En primer lugar, el concepto que utilizamos habitualmente cuando hablamos de la Justicia está sujeto a que la figura que, estando sentada en un trono, sostiene en su mano izquierda una balanza, aquella que permite buscar el equilibrio e imparcialidad para valorar los pros y los contras de las situaciones o problemas que surjan. Por tanto, es una carta mental de disciplina y rectitud, por lo que los sentimientos quedan eclipsados por la razón, pues así lo indica la espada en su mano derecha.

Este arcano habla de todo lo relacionado con la ley, el orden, la administración de la justicia y, por consiguiente, su burocracia. También, la hacienda y los impuestos, contratos y convenios. Por tanto, al ser regente de este año que empieza, es evidente que estos temas tendrán una relevancia especial.

Si recordamos lo ocurrido durante el pasado 2014, veremos que las imputaciones, juicios y procesos legales han estado, y siguen estando, a la orden del día. Así pues, muchos de ellos se resolverán mediante sentencia firme este 2015, mientras que quizás surgirán nuevos casos en los que se deberá impartir justicia. De eso trata el consejo de la carta, de que las instituciones funcionen de una forma más íntegra, a fin de que todos aquellos actos que se han cometido en el pasado sean valorados, por si requieren ser juzgados o rectificados.

La parte en que la carta de la Justicia hace referencia al sentido de buscar la verdad por medio de sus valoraciones, podríamos adaptarlo al desencanto de la población al ver tanta mentira saliendo a la luz pública. De este modo, la irrupción tan espectacular de Podemos en el ámbito político no deja de ser un síntoma evidente del desgaste de la clase política a ojos de los ciudadanos, focalizada en el fracaso del bipartidismo español. En este caso, nuestra carta de la Justicia advierte de la importancia de pasar un examen de los partidos ante unas elecciones. De cada uno de ellos dependerá aprobar o suspender, pues los examinadores seremos la población llamada a votar.

Sin entrar en cuestiones predictivas de lo que puede ocurrir a lo largo del 2015, que intentaré analizar en otro artículo de una manera más específica, sólo quiero remarcar la “coincidencia” de un año en que se convocaran diversas elecciones con el concepto de “examen” del que habla la carta de la Justicia.

by  https://carmetarot.wordpress.com

 

 

 

%d bloggers like this: