¿Cómo son mis consultas?

100_6452 (2)Supongo que muchas de las personas que lean este artículo habrán oído decir que: “Las cartas indican pero no sentencian”. Este es el primer punto que figura en el Código Etico del Tarot donde se destaca que el/la consultante posee la libertad de decidir el camino que debe tomar, cuando el/la tarotista le da una orientación respecto a la situación a la que se enfrenta.

Como profesional, mi misión es aclarar aquellos aspectos que me preguntan, de manera que se pueda extraer el consejo que nos pueden sugerir las cartas. La modalidad de mis consultas son a través de mail o telefónicamente, pero el echo que no vea al consultante no es impedimento para que pueda establecer una conexión y captar, con el tarot, la atmósfera general por la que está pasando el/la consultante. A veces ocurre que quien consulta, sea por desconfianza previa o por malas experiencias del pasado, no es capaz de abrirse lo que implica una la dificultad para una correcta interpretación. Sólo creando una atmósfera de distensión hace que se establezca una buena comunicación entre ambos.

Un punto importante que cabe resaltar es que en las consultas por teléfono, tanto las de 30 minutos como las de 1 hora y una vez se ha creado un ambiente más relajado, no estoy pendiente del tiempo empleado si no el de dar un servicio lo más óptimo, en la medida de lo posible. Así pues, el precio queda fijado cuando se concreta el día y la hora en que se llevará a cabo la llamada, de modo que si la consulta se extiende más tiempo, como es habitual, el importe es el mismo. Si bien es cierto que con este sistema no se puede realizar la consulta de inmediato, la gran ventaja con respecto a los números 806 es que se sabe previamente qué va a costar, sin ningún tipo de variación y la atención al cliente es más reposada.

Para las consultas que se efectúan por mail, al no haber contacto con el consultante para confirmar si aquello que escribo sobre el tema o temas preguntados es correcto, puedo hacer dos cosas. Cuando me piden una consulta anual (lo más relevante del año) o una completa (de todos los ámbitos de la persona y sus circunstancias), acostumbro a mandar primero la descripción psicológica y de cómo afronta las situaciones del momento, con el fin de ver si realmente he conectado bien. Posteriormente, continuo con los demás apartados, sabiendo que estoy en la línea correcta y poder abordar la evolución futura de los citados ámbitos personales con mayor seguridad. Si sólo es una pregunta concreta, es menos dificultoso realizar el estudio y lo mando sin más.

Otra ventaja de las opciones descritas es que me ofrezco para aclarar cualquier duda que se le haya creado al consultante, con lo cual pueden contactar conmigo una vez enviada la interpretación y puntualizar sobre esa cuestión.

Mi filosofía es ofrecer un servicio con seriedad, corrección e intentar de ayudar al consultante a comprender y a ser conscientes de las situaciones por las que está pasando, a fin de que tenga los suficientes elementos para que pueda decidir sobre qué camino tomar.

Debo aclarar que soy tarotista cuya herramienta de trabajo son las cartas que, mediante su interpretación, sirven para informar a los consultantes de sus posibilidades de actuación. No confundirlo con ser vidente que es muy distinto.

by  https://carmetarot.wordpress.com

 

 

 

%d bloggers like this: