¿Cómo será la primera temporada de Ernesto Valverde?

El pasado 31 de Mayo, Ernesto Valverde llegó a Barcelona para hacerse la sesión fotográfica en el Camp Nou, previa de la firma de su contrato por el equipo blaugrana que se realizó el 1 de Junio.

Si estudiamos estas fechas, veremos dos cosas positivas y, a la vez, significativas. El día 31 hizo su aparición ante los medios con la influencia de la carta del Sol,  que representa un momento excelente para mostrarse y ser el protagonista, concentrando las cámaras hacia su persona. El día 1 cuando firmó, la influencia estuvo a cargo de la Estrella. Esta carta habla del inicio de nuevos proyectos como lo es su etapa como entrenador del Barça, en la que se verá con la necesidad de renovar la plantilla y realizar algunos cambios en el sistema de juego.

En su ámbito personal en general, tiene como influencia la carta del Loco con rasgos del Emperador. El Loco vuelve a hablar de que para él hay un final y principio de etapa, por lo que hacerse cargo del Barça es una aventura que tiene sus riesgos. Representa un momento de su vida de inestabilidad, de situaciones imprevistas que deberá hacer frente y le costará centrarse en un solo objetivo de su rutina diaria, pues de lo que precisamente huirá es de la monotonía. En su caso, puede que llevar el Barça en su primera temporada le suponga realizar diversas modificaciones durante la temporada, debiendo de cambiar estrategia, posiciones de los jugadores, etc., con el fin de encontrar la combinación que más buenos resultados le den. No hay que olvidar que habrán nuevas incorporaciones de las que tendrá que ver cómo van funcionando y si se adaptan, rápdiamente o no, a su forma de plantear el juego. También, aportará alguna innovación que irá desarrollando a medida que el equipo asimile los automatismos a la hora de interpretar las jugadas. Esto le podría crear algún dolor de cabeza y algo de nerviosismo, si su concepto del fútbol no le da los réditos esperados por todos los seguidores. Digamos aquello de “si entra o no la pelota”. Sin embargo, el Emperador le proporciona los matices que podrían darle un toque de autoridad, de confianza en mantener lo que cree y asumir la responsabilidad que tendrá sobre sus hombros, por lo que le otorga la capacidad de controlar los altos y bajos que tiene tendencia a pasar durante esta temporada.

La perspectiva es que no lo tendrá fácil, e irá un poco a merced de las circunstancias hasta que consiga dominar mejor todas las situaciones por las que vaya pasando, como nos dice la misma lógica. Nuevo entrenador, nuevo sistema, incorporaciones nuevas que deben compenetrarse con los veteranos etc. Eso sí, va a trabajar como nadie. Intentará que el equipo actúe como tal, con la finalidad de crear un buen ambiente entre todos, mirando mucho los detalles y corrigiendo los aspectos que considere necesarios, a base de perseverar en los entrenamientos. Sólo así, será capaz de conseguir que el equipo esté lo más equilibrado posible y mantener la exigencia que requiere un club como el Barça.

El tiempo dirá si el Emperador puede dominar al Loco.

https://carmetarot.wordpress.com

Anuncis
%d bloggers like this: