Investidura del MH President Quim Torra

Este pasado lunes día 14, se realizó en segunda votación y por mayoría simple, la investidura de Quim Torra como President de la Generalitat relevando a Carles Puigdemont. A nivel general, su persona era desconocida hasta que saltó a los medios sus controvertidos tuits. Ahora, es el momento de analizar la tendencia en la que se puede mover Quim Torra durante su legislatura que, como se sabe, estará tutelada por Puigdemont desde Berlín.

El President parte de la etapa del Sumo Sacerdote, en la que ha mantenido una estabilidad personal y profesional como político, en un plano discreto, con capacidad de sacrificio en sus actividades públicas y/o privadas. Quizás, en su círculo tiene el prestigio y la confianza necesaria para haberle otorgado ese reconocimiento al ser asignado Presidente. A partir del próximo mes de Junio, esta etapa evoluciona hacia la carta de los Enamorados, que modifica esta cualidad de sentido práctico, de necesitar que le reconozcan un nivel cultural/profesional y de ser una persona a la cual podrían considerarlo con la capacidad de analizar las situaciones de una manera lo más objetiva posible, pasando a un estado más emocional. Los Enamorados ponen a flor de piel la sensibilidad y las emociones, todo lo contrario al Sumo Sacerdote que es más mental. Esto significa que, como ya se está comprobando, sus ideales y sus sentimientos profundos tendrán una importancia en todo lo que haga ¿Qué implica? Pues sencillamente, que todo lo que le mueve es a través del corazón más que por la mente, lo cual puede provocar dudas a la hora de tomar decisiones. Su consecuencia es estar en una situación de dualidad y tener que elegir, implicarse y comprometerse, aunque en momentos determinados cree una indecisión al afrontar las diversas situaciones en las que se puede encontrar. De todos modos, a nivel personal dispondrá de la suficiente confianza en sí mismo, por lo que también le gustará la actividad que desarrolle. Sabiendo que sus tendencias políticas y a raíz de los famosos tuits, creo que puede ser un hombre más conciliador de lo que parece, al menos seguro que lo será en su vida privada y con su entorno más cercano, ya que puede ser comprensivo, afectuoso y sociable.

En cuanto a la Investidura en sí misma como acto supeditado a un reglamento y como punto de partida de una legislatura, la carta que rige este día es el Mundo. Excelente carta para todo aquello que represente éxito, reconocimiento y de mejora general e importante para cualquier expansión y ampliar horizontes, ganando en influencia. Estos conceptos son magníficos para desarrollar una legislatura para una proyección futura. Sin embargo, el Mundo tiene dos caras, la brillante como he dicho y la parte “opaca” según cómo o quien se lo mire. Me explico. La coyuntura actual está dividida en dos bloques diferenciados, la independentista y la unionista. Para los primeros, el Mundo representa el mantener intactos los criterios, posiciones e ideas, tal y como lo estaban enfocando con la Presidencia de Puigdemont, es decir, seguir en la medida de lo posible con el Procés y su concepto de crear una República, por lo que su significado sería el de cerrarse en las mismas posiciones que llevaron Catalunya a aplicar el 155, y persistir en este objetivo sin hacer demasiadas concesiones. Y para los unionistas, igual que sus oponentes, obstinarse en no mostrar ninguna vacilación en defender su postura para evitar la fragmentación de España. Es justo comentar, que la carta del Mundo no deja de ser algo que es expansivo, como su nombre indica, y este “mundo” podría relacionarse con la estrategia del bloque independentista de apelar al exterior o internacionalizar el caso catalán con mayor insistencia, aprovechando los contactos que mantienen el expresident y los exconsellers para obligar a Europa a intervenir. Aunque esto puede tardar todavía su tiempo, no es descartable que haya algún movimiento durante el año legislativo que empieza, lo cual sería positivo para el Govern de Catalunya, tal y como lo es en principio la carta del Mundo. 

En definitiva, tenemos a dos mundos paralelos para ser coherentes con lo que votaron los electores de cada bloque y, como he comentado en otras ocasiones, la tendencia es que tendremos “más de lo mismo” dentro del territorio español. Será interesante ver si la toma de posesión del cargo de President da más pistas de cómo puede evolucionar esta legislatura. En cualquier caso, si tanto el Gobierno español junto con el bloque unionista no intentan negociar de alguna manera y ambos bloques se mantienen firmes en las convicciones de cada uno, es probable que esta legislatura no llegue a buen puerto. Si tenemos en cuenta que no hay mayorías claras e incontestables para ninguno de ellos, si no un empate técnico como el que hay ahora el cual expliqué en la tendencia de las últimas elecciones, no se perciben cambios importantes respecto a la situación actual, pues la Torre ya indicaba que habrían circunstancias imprevistas que harían caer una estructura que no estaba suficientemente consolidada, por parte del Govern catalán, para aguantar las presiones del Estado. Lo que toca la Torre debe ser reconstruido con una base sólida, si no se desmorona ¿Tendrá el bloque independentista la capacidad de reconstruir? Su única esperanza, actualmente, es que Europa tome partido para desbloquear la situación, como hice referencia anteriormente.

La política es muy complicada y ocurrir, puede ocurrir cualquier cosa, incluso dar giros inesperados…

https://carmetarot.wordpress.com

 

 

 

Anuncis
%d bloggers like this: